Skip to main content
Imagen de cabecera

Valores

Como sociedad de Abengoa, hemos crecido sobre una serie de valores compartidos. Estos principios constituyen la estructura de nuestro código ético. Fomentamos que todos nuestros trabajadores lo conozcan y apliquen, y también establecemos el control y la revisión para un correcto seguimiento y actualización.

Nuestros valores son:

Legalidad

El cumplimiento de la legalidad no es sólo un requisito externo y una obligación, representa una responsabilidad de la organización y su personal. La ley aporta seguridad en sus actuaciones y reduce los riesgos en los negocios.

Integridad

La honradez en el desempeño profesional forma parte de la propia identidad de Abengoa y se pone de manifiesto en todas las actuaciones de su personal, tanto dentro como fuera de ella. La integridad contrastada se convierte en credibilidad ante sus clientes, proveedores, accionistas y otros terceros con los que se relaciona, y crea en sí misma valor, para la propia persona y para toda la organización.

Rigor profesional

El concepto de profesionalidad en Abengoa está íntimamente ligado a la vocación de servicio en el desempeño de la actividad y a la implicación con el proyecto empresarial que desarrolla. Todas las actuaciones realizadas en el ejercicio de las funciones encomendadas deben estar presididas por la responsabilidad profesional y regidas por los principios que se establecen en los sistemas comunes de gestión.

Calidad

Abengoa tiene un compromiso con la calidad en todas sus actuaciones, tanto internas como externas. Esto no es tarea de un grupo específico de personas, o de la alta dirección, sino que afecta a todos los miembros de la organización en su actividad diaria. Abengoa Perú tiene normas concretas de calidad y son consecuencia de hacer las cosas con conocimiento, sentido común, rigor, orden y responsabilidad.

Confidencialidad

Abengoa espera de las personas que constituyen su organización el mantenimiento de criterios de discreción y prudencia en sus comunicaciones y relaciones con terceros. La adecuada salvaguarda de la información que posee la sociedad requiere que todos los empleados de Abengoa mantengan un estricto control sobre la misma, custodiando de manera apropiada los documentos y no participando de dicha información a ninguna persona, dentro o fuera de la organización, que no esté autorizado a conocerla.