Skip to main content
Imagen de cabecera

Historia de Abengoa

Origen y desarrollo

El 4 de enero de 1941, los ingenieros del Instituto Católico de Artes e Industrias (ICAI), Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, fundaron en Sevilla, junto con tres amigos y otros familiares, la Sociedad Abengoa SL, con un capital social de 180.000 pesetas (1.082 €).

Su objetivo inicial era fabricar un contador monofásico de cinco amperios, aunque los problemas de aprovisionamiento que sufría España en aquellos años impidieron el desarrollo del proyecto. Sin embargo, este hecho, unido a las importantes oportunidades que comenzaron a surgir en la época, determinó que a partir de 1943 Abengoa se dedicara a la elaboración de proyectos y estudios técnicos, así como a los montajes eléctricos.

De la historia acumulada en los setenta años de vida de Abengoa, cabe destacar las siguientes etapas:

Etapa fundacional (1941-1950)

Javier Benjumea Puigcerver

Se desarrollan las primeras actividades y se inicia la expansión por toda Andalucía. La facturación supera entonces los 45 millones de pesetas (270.456 €).

Etapa de expansión nacional y consolidación (1951-1960)

Señalización mecánica de la red viaria.

Los movimientos más importantes se llevan a cabo en el ámbito nacional, promoviéndose la expansión por todo el territorio español. Se consolida la actividad de la compañía, cuya facturación supera los 827 millones de pesetas (4.970.371 €).

Etapa de salida al mercado internacional (1961-1970)

Línea de transmisión de 614 km en Río Tercero - El Bracho (1968). Uno de los primeros proyectos en Argentina

Se inicia la actividad en el mercado internacional. En el 25 aniversario de la compañía, la facturación alcanza los 4.880 millones de pesetas (29.329.391 €).

Etapa de crecimiento continuado (1971-1990)

Taller de fabricación de Tianjing

El negocio sigue creciendo, al tiempo que la compañía se adapta a las nuevas demandas del mercado. Fruto de ese constante desarrollo, nacen nuevas empresas especializadas que comienzan su andadura bajo el lema "innovación como norma y con el mejor servicio al cliente". La facturación rebasa los 52.396 millones de pesetas (314.906.303 €).

Etapa de innovación (1991-2003)

Instalaciones de la planta piloto de biomasa

Abengoa centra su actividad en el desarrollo y en la innovación, dentro del ámbito de las tecnologías de la información, las energías renovables, los biocombustibles y el respeto al medioambiente. Se llega al final del milenio con una facturación superior a los 144.000 millones de pesetas (865.457.431 €).

La evolución desde la línea del producto convencional -basada en el montaje e instalación dentro de los sectores industrial, energético y de telecomunicaciones o estrechamente vinculada a mercados limitados- a la gama de actividades diferenciadas, con mayor componente tecnológico, marcan el extraordinario avance de la Sociedad en esta etapa.

Gracias a su excelente visión de futuro, Abengoa ha sabido plasmar todos estos cambios en un proyecto de reorganización de sus líneas de negocio y de actualización de su estructura organizativa, adoptando una estrategia más flexible capaz de adaptarse a la evolución de los nuevos mercados.

Etapa de liderazgo internacional (2004-2010)

Planta de etanol de Abengoa en York

Tras el lanzamiento de Abengoa al mercado internacional, sus proyectos y localizaciones geográficas son cada vez mayores y más variadas. La compañía consigue posicionarse como líder en los sectores en los que opera en lugares como Estados Unidos, China o India. Además, Abengoa consigue afianzar su liderazgo en otras zonas.

Esta etapa finaliza con la venta del 40 % de Telvent, con el objetivo de centrar la actividad y la estrategia de Abengoa en los sectores de medioambiente y energía.

Abengoa hoy

Plataforma Solúcar

En la actualidad, Abengoa es una compañía internacional que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medioambiente, generando electricidad a partir de recursos renovables, transformando biomasa en biocombustibles o produciendo agua potable a partir del agua de mar.

En el desarrollo de estas actividades, Abengoa aporta valor a largo plazo a sus accionistas, desde una gestión caracterizada por el fomento del espíritu emprendedor, la responsabilidad social, y la transparencia y el rigor en la gestión.